T Z
6
Jul

AGUARDIENTE ANISADO COLOMBIANO

En España se denomina anís a todos los aguardientes anisados, bien sean dulces o secos. Quizá el más popular de todos ellos haya sido y es el del Mono, pero también la cazalla El Clavel o el muy comercial Castellana. No es así en Colombia.

En Colombia la industria de licores es muy potente y hay fábricas como la de Antioquia que si inauguró en 1968, o la de Cundinamarca o la de Caldas, todas ellas de gran tradición y con importantes ventas en el ámbito nacional y también empiezan a serlo en el internacional con millones de unidades vendidas.
Si solicitas un anís no te servirán lo que en España se entiende por anís, pero si pides un aguardiente está claro que lo que quieres es un aguardiente anisado, y esa bebida es la que te pondrán. Hay muchas marcas como el Blanco, el Llanero, Antioqueño, Brillante, Tapa Roja, Onis, Néctar y otros muchos. Hay mucha competencia entre todos ellos y se observan casos tan curiosos como que la Fábrica de Licores de Antioquia retiró hace unas semanas el patrocinio a las corridas de toros en el departamento, situación que aprovechó la Industria Licorera de otro departamento como el de Caldas para tomar el relevo, algo que fue muy comentado y bien recibido por la población.
El Vice Ministerio de Turismo del Gobierno Colombiano anunciaba en el segundo Foro de Gastronomía aquel país que era su intención organizar un concurso, una muestra de coctelería en el que el aguardiente nacional por excelencia, el anisado, fuera su principal ingrediente. La pretensión no es otra que tratar de elevar a categoría de coctel nacional y de referencia al obtenido utilizando esta agua de vida. Hubo durante la presentación de esta iniciativa en el hotel Dann Carlton de Medellín hace tan solo unos días, voces encontradas y pude escuchar aspectos y situaciones para mi desconocidas como la medida proteccionista que impide viajar entre departamentos a los aguardientes. Así el que se produce en Antioquia no puede venderse en el Cauca, o el de los Santanderes no puede viajar hasta Boyacá, por poner un par de ejemplos. Así las cosas, algunos de los asistentes le manifestaron al Vice Ministro la dificultad de conseguir que un cóctel llegase a ser nacional sin antes salvar esta situación.
¿Se imaginan ustedes que el anís del Mono que se produce en Badalona no pudiera venderse por una cuestión de impuestos y de tasas de alcohol en Valladolid? Cosas parecidas ocurren en otros países como en Estados Unidos. Hace unas semanas unos amigos norteamericanos me contaban que en algunos estados sigue sin poder consumirse alcohol ni venderse en ningún supermercado, tienda o gasolinera. Nadie te impide consumirlo en tu propia casa pero llaman la atención sobre la conveniencia de no hacerlo de manera pública ni ostentosa, de forma que si se celebra una fiesta con amigos, sobre todo si hay niños o adolescentes está muy mal visto que haya alcohol.
Igualmente me sorprendió que muchos de los asistentes al Foro no sabían que el whisky, el vodka o la ginebra, por citar solo tres ejemplos, también eran aguardientes. Sencillamente no los relacionaban y existe, entre la inmensa mayoría, la creencia que solo es aguardiente el anisado de Colombia.
Durante una de las comidas celebradas en citado foro colombiano, en el que se hablaba y mucho de impulsar el aguardiente anisado como uno de los emblemas del país y tratar de elevar su categoría para que estuviera mejor considerado y pasase de ser una bebida de “puro trago” como dicen allá, a un agua de vida refinado y unido a las clases altas, no sirvieron vino e hicimos la comida con Coca Cola, algo que me llamó poderosamente la atención. Solicité una cerveza pero la norma era que no tocaba en esa ocasión, agua o Coca Cola. Algo similar me pasó en España hace algunos años en un congreso celebrado en Barcelona, simplemente no se servía alcohol ni vino durante el almuerzo del evento.

Categoría: China

Dejar comentario

Quiénes somos | Proyectos | Asociaciones | Trayectoria profesional | Galerías | Medios de comunicación | Blog

C/ Cádiz, 7. 1º B. 50004 Zaragoza - España. Tel.: 976 258 265 - Fax: 976 258 266.

barbacilcomunicacion@barbacil.com - Contacto - Legal - Síguenos en: