T Z
29
May

LA SAL GASTRONOMICA

Ignacio de Asso, en su imprescindible Historia de la Economía Política de Aragón de 1798, habla de la sal en Aragón y su importancia. De las exportaciones de la que era objeto a Francia y a Cataluña, cita las salinas más importantes y comenta las disposiciones de los siglos XIV y XV sobre la sal. Dice en el capítulo VI que “el producto de las salinas era uno de los ramos más considerables de las rentas reales. Las de Castelar y Remolinos fueron siempre propias de la Corona, con el derecho anexo de proveer privativamente a Zaragoza ya otros pueblos  que no podían consumir otra sal que ésta”.

Viene al caso pues en una reciente visita culinaria a l restaurante de Pedro Subijana en el Monte Igueldo de San Sebastián (comimos muy bien, como siempre), nos agasajó con la Sal de Añana y nos contó que Martín Berasategui, él mismo y Andoni Luis Aduriz, se han involucrado en un proyecto que bajo el nombre de Fundación Valle Salado de Añana, destinan los beneficios de la venta de su sal a la puesta en valor del Valle Salado de Salinas de Añana,  uno de los paisajes culturales de la sal más espectaculares del mundo. Con sus más de 1.200 años documentados de historia constituye una de las iniciativas más interesantes en torno a sal.

Envidia sana la que produce esta unión de cocineros de gran renombre para apoyar una iniciativa tan interesante y al parece comercialmente rentable .Sal mineral, flor de sal y chuzos de sal, son los tres productos que comercializan y de los que se puede ver más información en su web.

En Aragón podría y debería de haber algún proyecto que pudiera estar apoyado por profesionales de la gastronomía y si además, como es el caso de esta sal, tuviera el apoyo de instituciones públicas y entidades privadas como alguna caja de ahorros o algún banco, pues mucho mejor. Dice Subijana que la “sal fue moneda, ha sido conservador, sazona y pone a punto nuestras preparaciones, nos hace flotar en el agua…, pero la verdadera cualidad de un cocinero es saberla utilizar en su justa medida. Un arte que no todos poseen”.

Categoría: La opinión de Juan Barbacil

Dejar comentario

Quiénes somos | Proyectos | Asociaciones | Trayectoria profesional | Galerías | Medios de comunicación | Blog

C/ Cádiz, 7. 1º B. 50004 Zaragoza - España. Tel.: 976 258 265 - Fax: 976 258 266.

barbacilcomunicacion@barbacil.com - Contacto - Legal - Síguenos en: