T Z
17
Jul

SINGULARIDAD ARAGONESA

Viajar constantemente, estar al tanto de las diferentes acciones gastronómicas promocionales de otras regiones españolas, fijarse, simplemente y en definitiva en los alimentos y productos culinarios y agroalimentarios que el territorio español ofrece, desvela una serie de realidades. Cordero, jamón, vinos con denominación de origen, quesos, incluso aceite de oliva virgen extra son comunes en gran parte de la geografía nacional.
Aragón, al igual que otras regiones, ofrece una serie de productos muy singulares y debe de ser en éstos en los que, también, se haga una especial incidencia pues otros no los tienen y nosotros sí. Hablamos del azafrán del Jiloca, los tomates secos de Caspe, la trufa (tuber melanosporum) de las zonas de Graus, Sarrión y hasta del Moncayo, aunque con menor producción, las verduras en general y la borraja en particular y, por supuesto, la garnacha que tantos éxitos está alcanzando. Melocotones hay en más lugares pero de Calanda no. Y lo mismo ocurre con las cebollas, la singularidad de las de Fuentes de Ebro llama especialmente la atención.

Entrevisté a Ferrán Adriá con motivo de su reciente visita a Zaragoza y preguntado por algún producto aragonés que le llamase especialmente la atención, su respuesta fue la borraja. Claro que hay que seguir apoyando nuestros vinos, motor de la exportación y ejemplo del éxito del mundo agroalimentario aragonés y nacional; por supuesto que hay que seguir fijándose en el aceite de oliva del Bajo Aragón que sigue cosechan premios internacionales, el último de ellos en Israel y lógicamente la promoción y el aumento de ventas que obtiene nuestro cordero, el ternasco de Aragón, es motivo de alegría y satisfacción generalizada. Pero la originalidad de estos otros productos son los que nos ayudarán a seguir captando la atención de aficionados, gourmet y hasta de posibles inversores externos de los que tenemos alguna noticia.

De la misma manera que la gastronomía española es conocida y triunfa en el mundo por su innovación y su vanguardia y no por sus croquetas, en Aragón deben de conocernos por nuestra peculiaridad.

Categoría: La opinión de Juan Barbacil

Dejar comentario

Quiénes somos | Proyectos | Asociaciones | Trayectoria profesional | Galerías | Medios de comunicación | Blog

C/ Cádiz, 7. 1º B. 50004 Zaragoza - España. Tel.: 976 258 265 - Fax: 976 258 266.

barbacilcomunicacion@barbacil.com - Contacto - Legal - Síguenos en: