T Z
23
Jun

Cocineros y gastrónomos ilustres: Alberto Sánchez Millán

El cine, la fotografía y la gastronomía fueron las pasiones de este zaragozano contemporáneo que se marchó demasiado pronto y que dejó un gran legado artístico, profesional y culinario. También alguna receta propia que se sigue disfrutando.

Alberto sÁNCHEZ MILLAN

Alberto Sánchez Millán nació en Zaragoza el siete de agosto de 1943 y falleció en la misma ciudad el siete de octubre de 2009. Menos que otros muchos amigos, pero sí tuve la oportunidad de conocer y disfrutar de su compañía, sus opiniones y, por qué no decirlo, de su maravilloso carácter gruñón y complejo que nos daba la opción de discutir mucho y a gusto de los asuntos culinarios y de bebidas pues yo de fotografía y de cine no tengo nada que discutir ni opinar.

Alberto está unido al mundo del cine junto a su hermano Julio y la labor que hicieron juntos fue ingente. La reciente historia nos permite consultar el pasado de Alberto y comprobar su obra en totalidad, sus realizaciones, festivales, proyecciones, libros, iniciativas y muchas más, como el Festival de Cine de Huesca. Figura imprescindible del cine independiente en Aragón, abarcó todos los ámbitos del séptimo arte: operador, fotógrafo, realizador, crítico cinematográfico, escritor, promotor cultural… Era presidente de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, miembro del Comité de dirección del Festival de Cine de Huesca y pertenecía a la Tertulia Cinematográfica Perdiguer. Más de 1.200 proyecciones de cine de pueblo en pueblo de Aragón dan cuenta de su amor y pasión por el mundo de la imagen. Junto a su hermano Julio, fotógrafo y director de cine, desarrolló desde los años 60 una importante labor como miembro del Club Cine Mundo, y fue cofundador de los cineclubs La Salle y Gandaya. Alberto permaneció vinculado a este último hasta 1991 y fue, además, vicepresidente de la Federación Española de Cineclubs y presidente de la aragonesa.

Con la Tertulia Cinematográfica Aragonesa en el Café Levante fueron muchas las jornadas en compañía de Manolo Labordeta, José María Sesé, Choliz, Pomaron y la élite del cine independiente zaragozano. Mención aparte merece el restaurante Casa Emilio, que siempre fue para Alberto y sus colegas mucho más que un establecimiento donde se iba a comer. Cuentan las crónicas que ante la duda de a qué restaurante se debía de ir a comer o a cenar después de alguna de las sesiones de trabajo cinematográfico, Alberto decía: “A Casa Emilio, y punto”.

Con el Festival de Cine de Huesca puso en marcha “cine y gastronomía” y en el restaurante Las Torres se fundían la proyección de la película y una serie de platos y recetas que tenían que ver directamente con la citada filmación.

Recuerdo sus preferencias por algunos vermuts que cuando nadie pensaba en ellos como el Noilly Prat, Alberto hacía años que lo consumía; un vermouth excepcional que rompe con el esquema de bodega tradicional que conocemos, ello se debe al hecho de que sacan las barricas del interior de la bodega para alinearlas en un gran recinto expuesto a la intemperie.

Lo componen dos variedades de uva blanca, picpoul y clairette, cultivadas en el departamento de Hérault, en el sudeste del país. Con este vermut y lal ginebra Giró, elaboraba unos martinis muy renombrados. Según su hermano Julio porque le ponía más ginebra que vermut blanco. El Campari era otra de sus pasiones que paladeaba y ofrecía a sus compañeros de cenas y condumios. También le gustaban mucho los calvados más exclusivos y, sobre todo, el Grand Marnier rojo. Compraba, en la vieja y desparecida tienda de mi familia, botellas de Curaçao azul para otra de sus pasiones: la coctelería. En éstos no podía faltar otro ingrediente que también gustaba y mucho a Luis Buñuel, el “Carpano Punt e Mes” y que Albero conocía bien. Largos ratos hablando con mi padre de política, de vinos y de licores; de tendencias y de muchas más cosas.

Fumador de buenos cigarros y buen gastrónomo, desde luego. Firmaba como Pablo Palermo sus crónicas y críticas gastronómicas, de las pocas reales que se han hecho en Aragón. Desde la Guía del Ocio que se editaba con el periódico El Día, Diario 16 después, revista “Gastro Aragón” con su amigo y colega José Miguel Martínez Urtasun y en otras publicaciones.

Buen amigo de otro gran gastrónomo, Julio Alejandro, escribió sobre él, mucho y bien. Y le debemos unas excelentes entrevistas y notas biográficas. Con Rafael Abadía del citado restaurante Las Torres y su otro buen amigo, Jesús Solanas, director y sumiller del actual restaurante Aragonia fueron muchas las veladas, catas, concursos y festivales gastronómicos a los que asistieron. Fue jurado con Pepe Puyuelo durante varias ediciones del certamen gastronómico que organiza HORECA Zaragoza. Yo mismo tuve la oportunidad de cenar con él en agotadoras y sin sentido jornadas en las que teníamos que hacer hasta tres restaurantes en una sola noche. EL primer plato en uno, el segundo en otro y el postre en un tercero; práctica que se abandonó, afortunadamente.

Le gustaba ponerse el delantal y cocinar. Migas, ternasco, paella y otras recetas y según sus más cercanos “lo ponía todo perdido”.

Ya en sus últimos días, jubilado de Ibercaja donde trabajó durante muchos años en la Obra Cultural, paseábamos juntos, sosegados y solos por la orilla del Canal Imperial en el parque grande zaragozano.
Copio, finalmente, las palabras de Antón Castro: “ Hace unos días nos vimos en la proyección de ‘El último guión’ de Gaizka Urresti y de Javier Espada. Se fue para su casa solo (lo prefería así: disfrutaba de la noche zaragozana), en su silla de ruedas, y dijo: “Sé que me moriré tranquilo: me moriré cualquier día de éstos, ahogado”.

Vivió con pasión, con fervor, con pasión por el cine, por la literatura y por la gastronomía.

Categoría: Expertos invitados, La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos

Dejar comentario

Quiénes somos | Proyectos | Asociaciones | Trayectoria profesional | Galerías | Medios de comunicación | Blog

C/ Cádiz, 7. 1º B. 50004 Zaragoza - España. Tel.: 976 258 265 - Fax: 976 258 266.

barbacilcomunicacion@barbacil.com - Contacto - Legal - Síguenos en: