T Z
1
Sep

Zarzaparrilla: un refresco antiguo

Fruto de la zarzaparrillaFruto de la zarzaparrilla

En la vieja y añorada tienda de mi familia, en la que casi durante cien años se vendieron vinos, licores y bebidas de todo el mundo, hace muchos años también se despachaban unos jarabes de frutas con los que se hacían bebidas refrescantes, refrescos de todos los sabores. Había, claro, de naranja y limón, pasando por menta, horchata concentrada, mandarina, melocotón y hasta de zarzaparrilla, que por cierto era el que menos se vendía. Tan poco que a veces el azúcar que contenían aquellas botellas de forma caprichosa que terminaban en forma de bola en la parte del cuello, se concentraba y endurecía de tal forma que había que desecharlas.

Estaban fabricados por Bernardo Vila y Compañía, una antigua compañía de bebidas valenciana que elaboraba todo aquello que se lo solicitaba. Y si no lo tenía en su catálogo y el pedido merecía la pena, se ponían con ello y sacaban desde una tequila “mexicana”, a un vodka “polaco” o un whisky al más puro estilo escocés. Y todos tan contentos. De hecho la primera absenta de más de 50 grados que se comercializó en Zaragoza era suya. Pero esta es otra historia para otro día.

En mis primeros recuerdos está la idea de que para entonces la Coca – Cola casi no se comercializaba, o muy poco y quizá la Pepsi – Cola era algo más popular, al menos en aquella zona de la ciudad o en esta parte de España; no sé quizá sea un recuerdo borroso, pero lo cierto es que mis tíos y mi padre abrían botellas de zarzaparrilla y se empeñaban en hacérnosla probar diciendo que era mucho más sana y mas buena que aquellos refrescos americanos, que, “a saber qué llevaban” Nunca me gustó la zarzaparrilla. Años más tarde algunos la compraban como mero recuerdo o para hacer algún experimento de rareza culinaria.

La Smirla aspera, zarzaparrilla o zarza morisca, es un arbusto, del que ciertas partes se utilizan para fines medicinales, usada como tónico en México y en la Amazonia. Se cuenta que en la batalla de Cajamarca, los caballos españoles que participaron en la captura de Atahualpa, aguantaron en vela bastante tiempo, gracias a la ingesta accidental de esta planta.

La zarzaparrilla, como decimos, dio nombre a una bebida refrescante obtenida de las raíces de la planta, se fabricaba con extracto de la raíz, azúcar, miel y agua carbonatada, y contiene glucósidos saponinicos, resina y aceite esencial, que le confieren propiedades diuréticas y tonificantes.

Pero no solo en España ha habido lo que algunos llaman la bebida precursora de la Coca – Cola, que para mí nunca lo fue. En mi primer viaje a Colombia en una fresca y lluviosa mañana del mes de agosto de 2007, conocí a doña Teresita Román de Zurek en su residencia de Cartagena de Indias. La entrevista giraba en torno a su singularísimo libro “Cartagena de Indias en la olla”, impresionante recetario sobre la cocina colombiana y que aun hoy sigue siendo referencia a pesar de que su primera edición es del año 1963. La señora, nacida en 1925, mostraba una excelente vitalidad y junto a un extraordinario y aromático café colombiano, me contó la historia de la Kola Román que su padre había ideado y fabricado.

La Kola Román nace en 1865 en la ciudad de Cartagena de Indias, casi dos décadas antes de la mundialmente famosa Coca-Cola. Una de las bebidas mas antiguas del mundo antes de la Ecuatoriana fioravanti, Fue creada por Carlos Román Polanco después de que trajo unas máquinas preparadoras de gaseosas de Londres. Industrias Román S.A. cambian significativamente esto, posicionándose como la compañía número uno de gaseosas en la Costa Caribe Colombiana. En la década de 1920, la Kola Román ya era popular en la ciudad de Cartagena, pero la distribución se vio severamente afectada por la introducción de la “Kola Walter” en el mercado de la ciudad. Para no permitir que la bebida sufriera reveses comerciales, los Laboratorios Román S.A. en cabeza de Henrique Pío Román del Castillo (químico), deciden reinventar la fórmula y después de tres años de trabajo logran inventar la fórmula que actualmente se usa y reconoce nacionalmente. Esta fórmula se mantiene intacta desde 1936, cuando fue utilizada por primera vez. En la actualidad Kola Román ya pertenece al entorno de Coca – Cola aunque mantiene su idiosincrasia y su particular forma de er y distribución.

RECETA DE LA ZARZAPARRILLA:

Ingredientes

  • Una taza y media de extracto de raíz de zarzaparrilla.
  • Cuatro tazas y media de agua.
  • Siete tazas de miel.
  • Agua carbonatada o agua “con gas”.

Preparación:

  • Se mezcla la miel, la zarzaparrilla y el agua en un cazo y se pone a fuego lento.
  • Se va revolviendo con una cuchara hasta que quede como una especie de jarabe o concentrado bien homogéneo.
  • Se vierten dos cucharadas de este jarabe de zarzaparrilla en un vaso con agua carbonatada.
  • El resto del concentrado se puede guardar a la nevera.

Juan Barbacil

Categoría: Bebidas

Dejar comentario

Quiénes somos | Proyectos | Asociaciones | Trayectoria profesional | Galerías | Medios de comunicación | Blog

C/ Cádiz, 7. 1º B. 50004 Zaragoza - España. Tel.: 976 258 265 - Fax: 976 258 266.

barbacilcomunicacion@barbacil.com - Contacto - Legal - Síguenos en: