T Z
14
Feb

Tuber melanosporum

La Academia Aragonesa de Gastronomía concedió en junio del año 2004, hará 13 años en cuatro meses, el premio a la mejor labor gastronómica a las Asociaciones de Truficultores de Aragón, entonces había dos, la de Huesca y la de Teruel. Y decía la Academia entonces que ” esta Academia cree que con estos actos se intensifica y se posibilita un mayor contacto entre los protagonistas. Y así lo hemos intentado. No hemos querido premiar a una sola de las dos existentes, sino a las dos, pues tanto en la zona de Graus como en la de Sarrión hay un gran futuro por delante. La trufa ha de ser la de Aragón pues así nos irá mejor a todos y a ellos también, ya que la comercialización de este hongo estupendo traspasa las fronteras de lo regional y se posiciona en el ámbito de lo nacional e incluso de lo internacional”. La Junta de la Academia había estado pendiente de los movimientos truferos.

Los días 21 y 22 de octubre de 1999, en la Casa de la Cultura de Ayuntamiento de Graus, se celebraron las “1ª Jornadas Internacionales sobre turficultura en Aragón”. Estuvieron organizadas por la DGA, y fueron coordinadas por Carlos Palazón, Ignacio Delgado, Juan Vilas y Juan Barriuso. Durante las mismas se dio un amplio repaso a la situación que entonces se vivía en el sector de la trufa en Aragón y se obtuvieron conclusiones muy interesantes. Fruto de aquellas jornadas y por el impulso de los organizadores nació la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón  que quiso llamarse de Aragón  para aglutinar en una sola a la de Teruel y a otras que pudieran surgir. Y en ese proceso estaban  sus presidentes, tratando de aunar voluntades para ser una sola asociación más fuerte y sólida.

Antes, la “Asociación de Cultivadores y Recolectores de Trufa de la Provincia de Teruel” se constituye legalmente a finales de 1997. Los orígenes o, por así decirlo, el primer atisbo de lo que hoy es esta Asociación lo encontramos a principios de los años noventa. Por aquel entonces, varios truficultores de la zona consideran la necesidad de agruparse con el fin de influir y colaborar en la gestión de actuaciones y ayudas que concedan las distintas administraciones.

Los días 11 y 12 de febrero en la DPZ, en el Palacio de Sástago, se celebró el primer congreso europeo sobre la trufa. También la trufa necesita fusión.

 

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


9
Feb

ARAVEN.

En la pasada edición de la cumbre internacional de gastronomía Madrid Fusión la presencia de Aragón fue prácticamente nula. No así la de los cocineros aragoneses que sí fueron  y en gran número. Se pudo ver entre otros a Boldova, Manel García, Domingo Mancho, Juan Ramón Sau, Franchesco Gamberro y otros.

Carmelo Bosque con su segundo de cocina Roberto Aragón, ofrecieron una charla sobre “recuperar al maestro salsero”, espléndida ponencia que fue seguida por un buen número de colegas entre los que abundaban chefs argentinos e italianos. Cocinaron en directo y acabaron con unas becadas que todos los asistentes pudieron degustar.

Y hasta aquí se podría hablar de  presencia aragonesa en la, sin duda, más importante celebración y congreso gastronómico del mundo, salvo por la presencia de Araven. Es una compañía internacional con 40 años en el mercado  que diseña, fabrica y comercializa una completa e innovadora gama de productos dirigida a los profesionales del sector de la hostelería, equipamiento comercial y soluciones para el hogar. Está localizada, desde su fundación en 1976 en Zaragoza, y desde el año 2008 cuenta con filiales en México y EE.UU. Fue el stand de Araven el punto de encuentro de los chefs aragoneses.

Burgos, Cantabria, Madrid, Valencia, Costa Blanca, Valladolid, Soria, Cuenca, Galicia…, estuvieron presentes y muy activos en sus respectivos espacios. Por su parte de los destinos de Saborea España con su espacio independiente dentro del Congresos, tenían stand su  práctica totalidad de esta marca: Valladolid, Tenerife, Sevilla, Cambrils y así hasta 11 destinos más. Zaragoza no estaba presente aunque sí que pertenece a Saborea España. Tampoco estaba el Gobierno de Aragón, ni la trufa aragonesa cuya presencia sigue siendo recordada .Ni estaban los cocineros de Huesca que hace un par de años generaron una gran expectación y una actividad de éxito. Ninguna bodega,  ni ninguna otra empresa aragonesa.

La Academia Aragonesa de Gastronomía asistió invitada por la organización del Congreso y entre nosotros (los académicos), comentábamos por qué no estaba presente Aragón en esta cumbre que cumplía este año su quince aniversario y que albergó cada día a más de 6.000 asistentes.

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


16
Ene

Los Torres.

“Vino español. Un incierto futuro”, es el título de uno de los primeros libros sobre el vino que leí y que se editó en enero  de 1979. Su autor, Miguel Agustín Torres, lo escribió con 37 años cuando ya había pasado por la Universidad de Davis en California. Antes su “Viñas y vinos” ya había tenido, al menos, tres ediciones en un ejemplo de trabajo que marcaría tendencia en lo que al lenguaje del mundo del vino se refiere.

01_TORRESFamily_formal_

Tuve la suerte y el placer de conocer a Miguel Torres Carbó, el padre de Miguel Agustín y de sus hermanos Juan Mari y Marimar y esposo de doña Margarita que falleció un 13 de enero de 2004. Son tantas las vivencias y sus  enseñanzas a lo largo de todos estos años que es imposible relatarlas en esta columna.

Su recordado relaciones públicas Alberto Fornos, gran amigo de todos los periodistas del mundo del vino durante varias generaciones, supo juntarnos a todos en innumerables ocasiones junto a Miguel A. Torres. Los viajes a Mas Rabell, la inauguración de los viñedos de Grans Muralles junto al Monasterio de Poblet en la Conca de Barberá, las jornadas de “Vinos y setas” que sobrepasaron los 25 años seguidos de celebración en la comarca del Berguedá . La primera cata  en España  a cargo del gran bodeguero californiano Robert Mondavi junto a MIguel A. Torres  en el hotel Juan Carlos I de Barcelona en la que nos enseñó, desde su punto de vista, que algunas catas requieren probar antes los vinos más viejos y luego los jóvenes.

La mítica cata en Zalacain de Madrid coincidiendo con la Olimpiada del Vino de 1979  celebrada en París en la que por primera vez un vino español ganaba la gran medalla de oro y fue con el Gran Coronas de 1970, un cabernet excepcional. Allí estábamos todos los que ahora ya somos viejos roqueros: Peñín, Pepe Martinez Peiró, Custodio, Proensa, Ángel Cortés, Paz Ivison, Mijares y otros.

La compra de la bodega Jean Leon a su propietario de nombre real Ceferino Carrión en una decisión acertadísima de Miguel ante la enfermedad irreversible del cántabro asentado en América. Y al frente de ella Miguel Torres  Maczassek, su hijo y actual director general y cuya primera cata profesional la hizo en mi sala de catas de Zaragoza. También su hermana Mireia ha visitado Zaragoza para catar los, siempre, excepcionales vinos y brandis de “los Torres”.

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


12
Ene

Sopa.

Luz Marina Vélez Jiménez

Una sopa real es al cuerpo lo que la paz es al alma

Isabel Allende

 

Las sopas son un alfabeto infinito de sabores líquidos. Preámbulos y totalidades alimenticias; contundentes preparaciones de la cocina primera; proliferación infinita y, a la vez, estructurada de mezclas; simbolismo de alimento sano y nutritivo que sienta bien y entona el estómago; fisiología del gusto y propedéutica de la nutrición. Frías y calientes, dulces y ácidas, livianas y ligadas con verduras, carnes y especias, hacen parte del universo culinario de los hervidos tradicionales y de los manuales de medicina desde los primeros asirios, hebreos, chinos, griegos y romanos.

sopas

Cada sociedad se ha apegado a los sabores y consistencias de sus caldos, consomés, fondos, sopas, pucheros, cocidos, cremas y potajes de acuerdo a los gustos, necesidades y temperamentos de sus integrantes. Recetarios tribales, maternales y aglutinantes que cuchareados o sorbidos aceleran la digestión, estimulan el deseo de la siguiente comida y llevan a lamer el plato si la desdicha lo amerita.

Las sopas, producto del azar y la necesidad, son espectros de la cocina de la escasez; han evolucionado del vocablo suppa, “pedazo de pan empapado en un líquido”, a evaporaciones genéricas, proteicas, híbridas―sopicaldos, soponcios, reposones, sopetones― de diferente contundencia alimenticia y escala de preparación. Constituyen una especie de lenguaje universal de la cocina; sus ingredientes, técnicas, ocasiones de consumo y territorios de origen funcionan como escudos de familia y códigos particulares.

El caldo negro espartano, preparado con sangre de animales, vinagre, sal y hierbas aromáticas, el borsch ruso de cuaresma: una sopa dulce de remolacha, setas, pescado ahumado y acedera; el ramen: la sopa de fideos chinos, adoptada por los japoneses, acompañada con huevos, troncos de bambú joven, rebanadas de cerdo, cebollín, naruto y verduras; el gazpacho andaluz, hecho con pan, aceite de oliva, vinagre, tomates, ajos, almendras, pepino y pimientos; la sopa de Da Vinci: una mezcla de uvas tamizadas con huevos batidos y miel; la olla podrida:un plato de invierno heredero de las ollas burbujeantes del Medioevo, elaborado con garbanzos, huevos, panes, despojos de ave, costillas, orejas y pezuñas de cerdo; el sancocho latinoamericano: revuelto de carnes gordas, deshidratadas y maduradas, cocidas a fuego lento con plátano, yuca, ahuyama, papa, maíz, cebolla, cilantro, ajo y especias; la sopa boba: una mezcla de agua con sobras de las comidas de los conventos; y las sopas de bolsillo: deshidratadas y enlatadas son, entre otras, lógicas de supervivencia, poéticas del gusto, modelos sensoriales y patrimonios culturales que exorcizan la barbarie, simbolizan ausencia de riesgo, hospitalidad y una peculiar sinestesia hogareña que no admite disimulo.

Una sopa cala tan hondo que repite en cada caldero el origen de la vida como un pretexto para la costumbre, una matriz bucal con mueca infantil, un elixir de resurrección.

 

 

 

 

 

 

 

 

Categoría: Expertos invitados, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


9
Ene

El jamón.

El pasado 21 de diciembre en el Museo Nacional de Ciencias Naturales en Madrid, el Consejo superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la empresa productora de jamón ibérico  Arturo Sánchez,  presentaban  los primeros resultados del proyecto de investigación “Análisis y estudio de procesos de proteólisis en el desarrollo de aromas y sabores en el jamón puro ibérico de bellota y caracterización de péptidos bioactivos”. Fue un placer escuchar a la doctora Marta Miguel , del Instituto de Investigación en Ciencias de Alimentación, sus explicaciones sobre las propiedades beneficiosas que “puede tener para nuestra salud el consumo de determinados alimentos, como por ejemplo el jamón ibérico de bellota, sobre todo los de doble montanera” No hay muchos estudios sobre este asunto. Sí algunos como los que ya hizo el doctor Jorge Ruiz que participó en el Foro Gastronomía y Salud que organizó HERALDO en noviembre del pasado año.

jamon-de-teruel

A continuación hubo para los asistentes, todos ellos profesionales del mundo de la alimentación y la gastronomía, una degustación del impresionante jamón de la citada empresa Arturo Sánchez de Guijuelo en Salamanca.

Regresé a Zaragoza esa  misma tarde, el AVE da estas posibilidades, y ya en casa “saludé” a mi jamón de Teruel , del que siempre tengo uno empezado, en este caso de Sierra de Mora por recomendación de mi amigo el cortador de jamón David Rivero que llegó a tener una estrella Michelín en Londres con su restaurante Cambio de Tercio, y que ahora es más feliz viajando por medio mundo con sus herramientas en forma de cuchillos y cortando jamones de Alemania a Dinamarca y de India a China.

Cuando comento a mis amigos que me gusta más el jamón de Teruel que el ibérico o no se lo creen o me dicen que es una extravagancia que comento para llamar la atención. Realmente pienso que son dos carnes distintas, como  ocurre con el cava y el champán. No son comparables. Pero llegado el caso el ibérico es para los días de fiesta y el de Teruel para todos los momentos. Pero no solo por precio, que también, sino que el de “casa” no cansa, no es tan potente ni abrumador. Con el excelente jamón ibérico paso muy buenos ratos, pero eso, buenos ratos, mientras que con el de Teruel llevo ya muchos años de franca amistad.

 

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


4
Ene

Especias.

Luz Marina Vélez Jiménez

Todo allí es poesía:

espectáculo de polvos, hojas, cortezas y semillas […];

mezcla de intensos aromas

Isabel Allende

 

Las especias, del latín especîes―condimento, sazón y aderezo― han seguido la evolución del gusto. Por tradición y moda han sido superlativos de aroma y sabor; metafísica del respirar lo celestial y saborear lo paradisíaco; aventura, comercio y conquista del delirio culinario por la maduración, la conservación y la condimentación de los alimentos.

dieta-para-el-reflujo-gastrico-en-adultos-elimina-estos-alimentos-para-mejorar-el-erge

De ambulante a sedentario, el comercio de las especias ha trazado rutas de riqueza y prestigio como las de las caravanas en Oriente, la piratería en el Mediterráneo y la globalización en Occidente. Conservadas en compartimentos de madera, frascos de vidrio, tarros de hojalata y cucuruchos de papel, las especias sostienen encantadora y mareadoramente imágenes del pasado en presente como las de la suntuosidad de la mesa tapizada de clavos de olor, nuez moscada y pimienta en Las mil y una noches.

De las islas de las especias en Indonesia, los bosques tropicales de la canela en Ceilán, los montes de macis en Sumatra, las florestas de jengibre en la China, y las selvas de vainilla en México, han viajado al resto del mundo semillas, cortezas, raíces y flores secas que realzan sabores, disimulan errores culinarios, activan la sensibilidad del paladar, potencian la memoria, frenan epidemias y sirven de base para perfumes y filtros de amor.

Achiote, sésamo, alcaravea, anís, semilla de apio, cayena, comino, galanga, hinojo, lavanda, pimiento, regaliz, rosa y wasabi son, en palabras de Rebelais, “arneses de boca” que han condimentado, desde la Antigüedad, leches, panes, vinos y carnes; aliñado, desde el Medioevo, salazones y perfumes; y especiado, en la Modernidad, la repostería y la confitería.

Pastelillos de sésamo como ofrendas a los espíritus en Padhola, sopa especiada para romper el ayuno del Ramadán en Marruecos, estofado de cordero con curry en los banquetes de El Cabo, café con cardamomo y canela en Etiopía y licor con comino, hinojo y alcaravea en Holanda son productos de la imaginación humana que vincula y separa, según Joyce, alimento y condimento, pues, según él, “Dios hizo el alimento y el diablo el condimento”.

Las dosis de las especias y el saber emocionado de su olor varían en los rituales de santidad, embalsamamiento, alimentación reservada, estatus, sueño y excitación. Desde los Jardines Colgantes de Babilonia ― donde una exclusiva combinación de cúrcuma, cardamomo y azafrán evocaba la tierra lejana de una de las esposas de Nabucodonosor ― hasta las tiendas especializadas en Katmandú―donde los visitantes se llevan, sin pagar, el recuerdo de un alucinante bosque aromático de masala, berbere, curry, mostaza y harissa, entre otras mezclas de especias, tiene sentido el canto de Victor Hugo que dice que “toda planta es una lámpara y su perfume es la luz”.

 

Categoría: Expertos invitados, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


3
Ene

Los Bonet.

Desde el punto de vista gastronómico, la familia Bonet, copropietarios de la firma Freixenet, han contribuido de manera decidida y generosa al desarrollo de la cocina aragonesa y de sus cocineros. Así lo dijo el estrellado chef Carmelo Bosque en su espacio QUEMA durante la presentación del “100 K Gastronómico. Astún – Candanchú”. Y recordó aquellos viajes organizados por Pedro Bonet, director de comunicación de Freixenet en el que un aventajado grupo de cocineros y algunos periodistas aragoneses, recorrimos los principales y más prestigiosos centros gastronómicos no solo de España sino también de Francia. Y dijo Carmelo que nunca más se han vuelto a hacer viajes así.

Pedro Bonet, Director de Comunicación de Freixenet©Arduino Vannucchi.

Corría el año 1999 cuando los cocineros Aragón, Abadía, Revuelto, Costas, Alberto y Manuel Rodríguez, Kiko Puig, Bilotto, Sicilia, Manuel Martín, Encarna Romano, Ángel Conde y el periodista de TVE Nacho París, cenaban en el mítico Michel Brass de Laguiole en el departamento de Aveyron. Antológica cena que venía precedida de otra anterior absolutamente mágica y sensual, llena de componentes provenzales en el restaurante La Mirande en el Palacio de los Papas de Avignon que entonces dirigía Daniel Hebet.

El 2 de julio de 2001 este mismo grupo con alguna incorporación (Bosque) cenaban en “elBulli” las 25 creaciones que componían ese año su menú. Impresionante. Pero la noche anterior habíamos cenado en el antológico hotel Mercader del Ampurdan donde Jaume Subirós, yerno del referente de la cocina catalana de la evolución histórica Josep Mercader nos preparó, entre otras cosas, liebre a la Royal que degustamos con cuchara de plata.

Y así el grupo, que llegó a llamarse los cocineros de Avignon, visitaron los Valles del Esla para conocer la auténtica carne de buey; y la lonja del pescado de Santander para ver de primera mano la subasta del pescado. Y la trufa en Sarrión y las comidas en los Roca o en casa de Ruscalleda. Todo patrocinado por la firma Freixenet.

Por su parte el presidente de la firma, José Luis Bonet, viene a Aragón siempre que su agenda se lo permite y no falta a las citas del Foro de Gastronomía y Salud o a recoger algunos premios como el de Daroca hace unos años. Conviene no olvidarse de quien ha estado y está junto al hecho gastronómico aragonés.

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


27
Dic

Hemingway.

Hace unos días  almorzando en el hotel Europa de Pamplona, su arrolladora propietaria cocinera  Pilar Idoate me enseña un curioso libro de cocina,  “Comer con Hemingway” y recoge los momentos que suceden en el llamado “Espacio Hemingway” que se crea en torno a San Fermín, la gastronomía  y al escritor y Premio Nobel de Literatura en 1954.

_comer_e6195d7a

Se forma con los territorios que distan unas dos horas en coche de Pamplona y en los que el escritor dejó su impronta: Navarra, Euskadi, La Rioja, Aragón y País Vasco. Fue hacia 1923 cuando viaja por la Costa Vasca, la selva de Irati, San Sebastián, Logroño, Bilbao, Calahorra, Zaragoza y Teruel. Tras los sanfermines de 1925 se lanza a escribir la novela “The Sun Also Rises” que finalmente se publica el 22 de octubre de 1926. A bordo de un Ford, visitó muchos restaurantes y probó la comida más típica de cada lugar. Regresó en 1953 y el libro plasma esos lugares con profusión de fotografías .

“En Aragón creí volver a viajar de nuevo por el Estado de Wyoming”, comentó el autor norteamericano y premio Pulitzer  en su viaje de 1956. Visitó Zaragoza en distintas ocasiones, en 1923 por primea vez. En 1926 disfruta de las Fiestas del Pilar. También en 1954 y 1956. En 1959 y estando el Gran Hotel de la ciudad lleno, come en una tasca céntrica y también acude al “viejo teatro de terciopelo rojo”, haciendo referencia al Principal.

Marisa Barberán de estrellada La Prensa, le dedica un menú en el libro compuesto por guisantes, panceta, trufa y boletus; fiambre de ternasco y bogavante y queso con miel y flores. También David Boldova participa con su cocina en el libro y su menú para el americano sería bacalao con guisantes a la brasa, secreto ibérico de bellota con membrillo y colmenillas rellenas de foie y de postre fresas con nata.

Desde Fraga llega el menú de +Billauba y Gregorio Abadía: ensalada de brotes tiernos, queso tierno, trufa y nueces; de segundo manitas de cerdo rellenas y una mousse de chocolate, helado de melocotón y espuma de menta fresca. Y por su parte Julián Roque, el chef del Parador Nacional de Teruel donde estuvo Hemingway, prepara unos bisaltos con patata, crema de queso y sardinas de cubo; ternasco de Aragón al chilindrón y natillas de la abuela con almojábanas y helado de canela.

 

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


21
Dic

Arroz

Luz Marina Vélez Jiménez

Tus hijos han traído cántaros de vino, arroz inmaculado,

mijo color de sol y cebollas cortadas en lluvia nocturna

Octavio Paz

 

En las despensas populosas, ingeniosas y civilizadas, el arroz ha sido fuente de energía y perla de la salud; gota de leche bañada en sangre que se planta cantando; saludo y símbolo de abundancia; ofrenda y tesoro de los pantanos; sinónimo de aliento y poesía comestible en cuencos de mendigar. Alimenta, al menos, a tres mil millones de personas en el mundo.

De África o Asia, secas o acuáticas, silvestres o de estación,de grano corto, medio o largo, vaporizadas o pre cocidas, las diez mil variedades de arroz se han conocido a través de procesos migratorios y guerras de conquista.Expansión y aculturación que transmiten historias de origen y costumbres de uso haciendo florecer y multiplicar campos de espigas y recetarios de arroz.

Tipos-de-Arroz-01

Retna-Dumila, amada de Shiva, murió de tristeza esperando como regalo de bodas un manjar que ella nunca se cansara de comer. Cuentan los habitantes de la India quede su tumba brotó el arroz que Shiva les dio como fuente de alimento. Montañas de arroz con hígado, en medio de agua sagrada, incienso y flores, se renuevan, una y otra vez,durante las ceremonias del limado de dientes y cremación en Bali. Bollos de arroz con azúcar de palma, jengibre, granos de pimienta y crema de coco son consumidos por la parentela en los funerales malasios. Cestos de arroz molido con semillas de papaya, sésamo y amaranto, y jarras de barro con vino de arroz, son la despensa más preciada en las cocinas de Laos. Avinagrado como una forma de preservar el pescado, el arroz originó en China el narezushi (sushi madurado), dando paso a su recreación recetaria en Japón: oshizushi (prensado), gunkanzushi (acorazado) y chirashizushi (esparcido), entre otros. Mezclado con judías, el arroz cubano es un plato integrador que celebra los lazos comunitarios entre moros y cristianos; con pato, conejo, caracoles, judías, tomates, pimientos y cebollas, el arroz recrea la paella (paila) española de mar y de montaña; y, como remate, la lluvia de arroz lanzada a los novios en las iglesias católicas representa eyaculación, semen, fertilidad y abundancia.

A pesar de que en muchas cocinas del mundo el arroz es paisaje de fondo para sabores más determinantes, este sigue ordenando, a través de la cocina popular, el levante de las mismas. Blanco, rojo, negro,se come arroz a la banda, a la huerta, con costra, sucio, caldoso, sofrito, horneado, pobre, especial y embutido (morcilla),preparaciones que, como diría García Márquez del arroz con coco, cambian su temple de puerta en puerta: sabores subjetivos que marcaron en su lengua el recuerdo de un café con sabor a ventana y un arroz con sabor a solapa.

 

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


14
Dic

Madrid Fusión 2017.

Puntual a su cita y cumpliendo su quince aniversario, Madrid Fusión estrena nueva denominación pasando a ser “Asisa Madrid Fusión”.  Con un programa transversal cuyo eje central son los códigos que la cocina comparte con otras disciplinas: medio ambiente, nuevas tecnologías, integración social o psicología aplicada, son algunas de las que se anuncian. Tres días intensos, 23, 24 y 25 de enero, en los que Madrid volverá a ser la capital mundial de la gastronomía, este año con Argentina como país invitado. Será, como viene siendo habitual, en el Palacio Municipal de Congresos, Campo de las Naciones de  Madrid.

También y al igual que ya ocurrido en otras anteriores ediciones, en el mismo recinto se celebra Saborea España, el congreso organizado por FACYRE en el que anuncian “Territorio e historia, creatividad y mestizaje, cocina saludable y  agricultura biodinámica”.

cartel-madrid-fusion-2017

De Aragón estará Carmelo Bosque con su ponencia “recuperando el maestro salsero” y, de momento, no sabemos de otras presencias aragonesas pero estaremos muy pendientes de contarlas si se producen. Bosque estará junto a otros chefs españoles entre los que destacan Ricard Camarena,  que hablará sobre “comer con las manos”; Rodrigo de la Calle, de la “alta cocina sin gluten”; Fernando del Cerro, verduras sin agua; Iñigo Lavado, como hacer viable un restaurante; Juanjo López, el mundo en un tartar; Marcos Morán, las temporadas de los pescados; Victor Pérez, caza: del nido al plato; y Xevi Ramón, el pan en el restaurante, entre otros. Entre los países invitados para este año figuran  Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Holanda, Italia, Japón, México, Reino Unido, Singapur, Venezuela.

No faltarán los clásicos como Elena Arzak, con su naturaleza, extrapolación y mestizaje; Miguel Ángel de la Cruz, y sus frutos y semillas silvestres; Nacho y Esther Manzano, con el territorio como identidad; Pepe Solla y Roberto Rodríguez, y la maduración de los pescados o Paco, Jacob y David Torreblanca, con los contrapuntos dulces.

En definitiva una nueva cita de este congreso que también tendrá una buena nómina de stands con interesantes y novedosas propuestas.

 

 

 

 

Categoría: La opinión de Juan Barbacil, La opinión de los expertos | Sin comentarios »


Quiénes somos | Proyectos | Asociaciones | Trayectoria profesional | Galerías | Medios de comunicación | Blog

C/ Cádiz, 7. 1º B. 50004 Zaragoza - España. Tel.: 976 258 265 - Fax: 976 258 266.

barbacilcomunicacion@barbacil.com - Contacto - Legal - Síguenos en: